Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir .
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 


Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir.
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

Banner
 
 
 
 
     
 
 
Inicio > Actualidad > Noticias del Ámbito > Educación - Actividad Industrial
Educación - Actividad Industrial
Indice del artículo
Educación - Actividad Industrial
Actividad en disminución
Todas las páginas

10 de febrero de 2010 (2 Noticias)

ANÁLISIS: Lo que no se discute (Diario “Río Negro”)

La convivencia con un conflicto durante décadas puede expresar incapacidad de los involucrados por resolver el problema o una mutua conveniencia del estado de situación, algo así como un falso sentimiento de bienestar producto de un statu quo inmodificable.

Año tras año, para esta época, comienza el acostumbrado conflicto docente. Se disparan las guerras de declaraciones entre los responsables de Educación del gobierno y los sindicalistas, cada uno repitiendo los mismos argumentos. Así, irremediablemente, el conflicto evoluciona hacia el paro. Y perdidos varios días de clase, las partes comienzan a flexibilizar sus posturas. Luego de consumado el desastre, se ponen de acuerdo. Lo que sigue es una discusión de meses sobre los descuentos de los días no trabajados, la relativización del daño causado al calendario escolar, las propuestas mágicas de recuperación... De esta forma se consume un ciclo lectivo que no cumple con los días mínimos establecidos por ley.

Nada nuevo: una historia frustrante, sin beneficio para nadie y con perjuicio para todos los actores de la educación pública.

Ni al sindicato ni al gobierno parece aburrirles esta patética historia reiterada, lo que sí ambos eluden es entrar en la discusión de los verdaderos asuntos relevantes, aquellos que en el fondo podrían destrabar el conflicto.

Se evita discutir la calidad del gasto que el Estado dedica a la educación. Para eso hay que poner los números sobre la mesa, de la misma manera que para un diagnóstico sobre nuestra salud leemos los números que aparecen en nuestros análisis de laboratorio.

No es cierto que el gobierno no pueda disponer de dinero, como lo expresa el ministro Barbeito. Es más, lo viene gastando y desde hace décadas. Lo que ocurre es que lo gasta mal.

En los últimos cuatro años, sólo en salarios docentes y no docentes, el Estado pasó de pagar 355 millones de pesos anuales en 2005 a 970 millones en 2009. Lo lamentable es que, en el mismo período, los alumnos del sector estatal pasaron de 162.843 en 2005 a 161.165 en 2009.

Quiere decir que mientras el gasto en salarios creció 170%, la matrícula descendió el 1%. La explicación está en que mientras descienden los alumnos, aumentan los cargos docentes.

En 2005 los cargos, incluidas horas cátedras sumaban 18.368 y cuatro años más tarde se acercaron a 21.000, o sea un crecimiento del 14%.

Si juntamos el gasto en salarios y la matrícula, las cifras sorprenden aún más: en 2005, un alumno le costaba al Estado rionegrino sólo en concepto de sueldo docente 2.189 pesos anuales, mientras que en el 2009 esa cifra se acerca a los 6.000 pesos.

Hablar de las cuestiones de fondo no es sólo digerir el cóctel de números de los párrafos anteriores, sino profundizar sobre la decadencia de un sistema que expulsa estudiantes al sector privado, o lo que es peor fuera de la escuela.

¿No es momento entonces de hablar de calidad educativa, de productividad del recurso humano, de capacitación docente, de todo aquello que transforme al sistema en inclusivo y eficiente en lugar de burocrático y repelente?

Una década atrás, el sistema funcionaba con un cargo docente cada 14 alumnos, ¿por qué hoy no se puede dar mejor educación si hay un cargo cada 8?

Lo más triste es que esta educación la sufren los sectores más vulnerables de la sociedad, porque en definitiva quienes creen que la salida la da la educación privada, toman sus decisiones porque pueden hacerlo; de esta forma es que se explica que en los últimos diez años la matrícula estatal creció sólo 5% mientras que la privada aumentó un 42%, y 30 de esos 42 puntos lo hicieron entre los años 1997 y 2002, no justamente los de mayor bonanza económica.

De continuar evitando la discusión de la calidad del gasto, el nivel de conflictividad y puja serán crecientes y lejos quedará el anhelo de una educación de calidad para todos, vital para el desarrollo de una sociedad.


 
 
  Design by handy shop vista forum  
 
     
 
   
Design by windows vista forum and energiesparlampen