Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir .
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 


Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir.
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 
 
 
 
     
 
 
Inicio > Actualidad > Noticias del Ámbito > Masa Salarial Neuquina
Masa Salarial Neuquina
Neuquén: preocupante crecimiento de la masa salarial (Diario “Río Negro”)
La variable representa hoy el 59% del total de gastos corrientes de la provincia.

Días atrás en estas mismas páginas se destacó que los ingresos totales en Neuquén habían crecido, sin computar el Instituto de Seguridad Social (ISSN), algo más de 950 millones de pesos durante el primer semestre en comparación con el mismo período del año anterior.Si se toma en consideración el organismo previsional, los recursos adicionales treparon a 1.120 millones de pesos.

Los datos serían alentadores si no fuera por dos variables clave: el proceso inflacionario que vive la economía nacional y el nivel de gastos que ha registrado la administración provincial en los últimos meses.

En el primero de los casos, con una inflación en el orden del 28% anual, la administración Sapag debería haber registrado ingresos adicionales cercanos a los 1.200 millones de pesos durante el semestre (o alrededor de 1.300 millones considerando en el análisis al ISSN) para poder compensar los efectos negativos de la variación de precios en su presupuesto.

En segundo término hay que remarcar que en el primer semestre los gastos totales se dispararon un 38% en comparación con el mismo período del 2011. Esto es realmente grave si se tiene en cuenta que los ingresos totales crecieron, en el mismo lapso, tan sólo el 24%; es decir, las erogaciones se incrementan a una tasa muy superior a la registrada por los ingresos.
 
La estadística muestra, en definitiva, que el incremento que alcanzaron los recursos en los primeros seis meses del año no resulta suficiente para cubrir el mayor gasto consolidado en el mismo perí-odo. 

De ahí que el ahorro corriente se desplomara un 85% y resultado financiero finalizara con un rojo de 258 millones de pesos, incluyendo dentro de la estadística los datos del ISSN y el pago del medio aguinaldo a los empleados públicos. 

Por primera vez en los últimos seis años el presupuesto registró ambas variables en sus mínimos. (Ver infografía)

Sin lugar a dudas, este escenario fue el que determinó la necesidad del gobierno de recurrir a un mayor endeudamiento para cubrir los desvíos presupuestarios existentes y la imposibilidad de otorgar nuevos aumentos salariales para la última parte del año, tal como lo solicitan hoy los distintos gremios estatales.

Masa salarial, imparable
Si bien la tendencia evidenciada por los ingresos y por los gastos en la primera mitad del año es preocupante, si se analiza la evolución de la masa salarial se advierte que el escenario empeora aún más. Mientras los ingresos totales crecieron a una tasa del 24% y los gastos al 38%, las erogaciones salariales lo hicieron al 43%. Una matriz presupuestaria imposible de sostener en el corto y mediano plazos.

De acuerdo con los datos consignados por el Ministerio de Hacienda de la provincia, durante los primeros seis meses de este año el gasto salarial trepó a 3.197 millones de pesos. La cifra refleja, en valores absolutos, un crecimiento del orden de los 957 millones de pesos respecto del 2011.

Las primeras estimaciones oficiales confirman que para el cierre del 2012 la masa salarial proyectada se ubicaría en torno a los 6.500 millones de pesos, esto sin considerar posibles aumentos. Este monto se ubicaría 1.560 millones de pesos por encima del cierre del presupuesto 2011.

Cualquier indicador presupuestario sobre la masa salarial que hoy se tome en consideración arroja resultados preocupantes. 

Uno de los tradicionales compara los gastos corrientes con la masa salarial. En general, este valor se debe ubicar por debajo del 50% en un presupuesto relativamente "saneado". Hoy esta relación se ubica en el 59%, unos ocho puntos por encima del guarismo correspondiente al año anterior y once puntos arriba de los niveles de 2010. (Ver infografía) 

Otro de los datos que dan cuenta de la incidencia de la masa salarial en el presupuesto se aprecia al comparar la mejora registrada en los recursos totales y qué parte de esa cifra fue destinada a cubrir los mayores costos salariales. 

Como se mencionó, los ingresos totales durante el primer semestre del año crecieron algo más de 1.100 millones de pesos (computando el ISSN). De esa cifra, unos 957 millones se los llevó el incremento de salarios en el período. Es decir, el 86% de los recursos adicionales logrados en la primera parte del año fue consumido por los aumentos de la masa salarial.

La fórmula que contempla el gasto total en salarios en la provincia está compuesta por la cantidad empleados públicos multiplicada por el sueldo que percibe cada uno de ellos.

Al cierre del primer semestre, la planta estatal estaba conformada por 51.528 trabajadores (algo más de 30.000 permanentes y el resto temporarios). La cifra refleja un incremento de 1.684 empleados (720 permanentes y 964 temporarios).

Si se netean estas variables, se puede deducir que el salario promedio del trabajador estatal se incrementó en un 38% entre el 30 de junio de este año y la misma fecha de 2011.

Consultados los distintos gremios, aseguran que el porcentaje de aumento recibido por los trabajadores estatales en el período mencionado es muchísimo menor que el 38% que declama la administración Sapag. Desde el gobierno provincial aseguran, por su parte, que no se produjeron más incorporaciones de personal que las mencionadas en este informe.

Con las estadísticas oficiales en mano sólo se puede agregar que alguna de las partes estaría faltando a la verdad. 

Con poco margen de acción
En los presupuestos, parte de los recursos está afectada para su ejecución y otros son de libre disponibilidad.

De estos últimos los gobernadores disponen con total voluntad para destinarlos a partidas del gasto que consideren necesa- rias.

Desde el 2003 hasta la fecha, los recursos de libre disponibilidad que llegan a las provincias han ido disminuyendo en forma progresiva como parte de una perversa política de sometimiento del poder central hacia los gobernadores. Y la provincia del Neuquén no ha quedado fuera de este esquema.

Si se tiene en cuenta el resultado presupuestario del primer semestre del año (sin computar ISSN), los recursos no afectados que presentó la provincia se ubicaron en 3.519 millones de pesos. Pero de esa cifra 3.182 millones fueron destinados al pago de la masa salarial, es decir que quedaron para gastar en forma discrecional por parte de la administración Sapag tan sólo 337 millones de pesos.

El año pasado esta cifra se ubicó en 635 millones de pesos (ver infografía), lo que habla de una preocupante reducción. 

En la medida en que el gobierno provincial no intente modificar la crítica tendencia que muestra esta ecuación difícilmente pueda contar con dinero disponible para poder hacer frente a los reclamos salariales que hoy llevan adelante los distintos gremios estatales. 

La confusa retórica oficial 
Desde el gobierno provincial continúan señalando que el déficit financiero para el cierre de este año será superior a los 1.000 millones de pesos.

Sin embargo, los datos consignados por el Ministerio de Hacienda dan cuenta de que si se computan los primeros seis meses del 2012 los desequilibrios se ubican, teniendo en cuenta el ISSN, en 258 millones de pesos. Si no se considera el organismo previsional, tal como lo señala la ley de presupuesto, el déficit se achica a 137 millones de pesos.

¿Por qué tanta diferencia entre la estadística oficial y el relato del gobierno? Con este escenario, ¿era necesario volver a endeudar a la provincia en más de 2.000 millones? 

Dejando de lado estas dos preguntas clave, los números oficiales evidencian que, de lejos, el primer semestre del año fue el peor, en materia de holgura fiscal, desde que asumió la administración Sapag. El resultado corriente, si se cuentan los datos del ISSN, se ubicó en 72 millones de pesos, valor un 85% menor respecto del primer semestre del 2011. Este indicador señala el ahorro real que puede tener un gobierno. Si pasa a terreno negativo, la administración tiene dos opciones para corregirlo: ajustar los gastos corrientes o solicitar un mayor endeudamiento público.

La misma tendencia se observa en el resultado financiero del primer semestre, que muestra su primer déficit. Durante el 2011 esta variable consignaba un superávit de 245 millones de pesos mientras que en el 2010 la cifra alcanzó los 426 millones.

Los gastos crecen más que los ingresos 
La evolución que ha mostrado el gasto público en los últimos años ha sido realmente impresionante.

En el primer semestre del 2007, año en que Jorge Sapag asumió la gobernación, las erogaciones presupuestarias totales de Neuquén alcanzaban los 1.550 millones de pesos. En los primeros seis meses de este año esta variable se disparó a los 5.918 millones de pesos. Es decir, el gasto se multiplicó casi por cuatro.

En el mismo período los ingresos totales pasaron de 1.831 a 5.660 millones de pesos. 

Esto permite concluir que la tasa anual de crecimiento del gasto en las últimas temporadas se ubicó en un promedio del 32% anual. La de los ingresos lo hizo, también en promedio, al 25% anual.

La única manera de sostener este esquema presupuestario fue con mayor endeudamiento. De ahí que, en el mismo período, el stock de deuda pública total creciera en más de 3.000 millones de pesos al pasar de 3.000 a más de 6.000 millones proyectados para el cierre de este año (computando la aprobación de Letes de mediano plazo y los bonos Ticafo, dos herramientas que deben ser todavía convalidadas por el gobierno nacional).

Pero este año los desvíos presupuestarios fueron mucho mayores. Es así que mientras los ingresos mostraron un crecimiento del 24% entre el cierre del primer semestre del 2012 y el del año anterior, en el mismo período los gastos se dispararon a una tasa del 38%. Es decir la brecha se amplió a 14 puntos de diferencia contra los históricos 7 puntos del período 2007-2012.
 

 

 
 
  Design by handy shop vista forum  
 
     
 
   
Design by windows vista forum and energiesparlampen