Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir .
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 


Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir.
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 
 
 
 
     
 
 
Inicio > Actualidad > Noticias del Ámbito > Proyectos formativos
Proyectos formativos
Apoyo a los jóvenes para que encaren proyectos formativos y ocupacionales (Diario “Río Negro”, por Miguel Ángel Fuks)
Cómo es la asistencia profesional para conseguir que dediquen sus esfuerzos y tiempo?. Programas y planes de una gran cantidad de entidades y sus innumerables ofertas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) inició el Proyecto de promoción del empleo juvenil en América Latina (Prejal) en el 2006. La iniciativa procura establecer consensos tripartitos entre los gobiernos, los sindicatos, las entidades empresariales y las organizaciones de la sociedad civil en torno de una política de Estado. En la Argentina esa preocupación se comprobó anteriormente, sobre todo en materia de capacitación.

En el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), dependiente del Ministerio de Educación, destacaron la existencia de programas y proyectos formativos, incluso de otras instancias ministeriales (por ejemplo, los que dependen de los ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social o del de Desarrollo Social y las propuestas de las provincias y las municipalidades) y aquellos vinculados con el ámbito privado (sindicatos, empresas, organizaciones no gubernamentales, etcétera).

El programa Jóvenes con más y mejor trabajo brinda un conjunto de prestaciones integradas a los jóvenes de entre 18 y 24 años con residencia permanente en el país y que no hayan finalizado los niveles primario y/o secundario de escolaridad y estén desempleados. Les permite construir los perfiles profesionales en los cuales deseen desempeñarse, finalizar su escolaridad obligatoria, realizar experiencias y prácticas calificadoras en ambientes laborales e insertarse en empleos o iniciar actividades productivas independientes. Quienes superen el límite máximo de edad durante su participación en el programa podrán continuar realizando actividades hasta un plazo de 24 meses contados desde el momento de su incorporación al mismo.

Los interesados deben solicitar ser entrevistados por orientadores en las oficinas de Empleo municipales correspondientes a su domicilio y firmar convenios de adhesión que deberán remitir, para su validación, a las gerencias de Empleo y Capacitación Laboral del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Las solicitudes que sean validadas permitirán que comiencen en forma inmediata el programa, que también cuenta con clubes de empleo para jóvenes a través de los cuales dichas oficinas proporcionan asistencia profesional para que puedan encarar las búsquedas activas y planificadas de ocupaciones.

Los jóvenes serán asesorados para identificar:
• Sus intereses, necesidades y prioridades 
• Las particularidades de su entorno social y productivo
• La revalorización de los saberes y habilidades logrados en distintos espacios de aprendizaje y experiencias
• Estrategias adecuadas para planificar y desarrollar la búsqueda, la formación y el acceso a los empleos 
En los talleres, que duran un máximo de dos meses, se desarrollan los siguientes temas:
• Análisis del contexto productivo local y de las oportunidades de empleo o de trabajo 
• Construcción o actualización del proyecto formativo y ocupacional 
• Derechos y deberes de los trabajadores 
• Condiciones laborales y salud ocupacional 
• Alfabetización digital 

Esta etapa es obligatoria y previa a la participación en las demás acciones del programa, con excepción de la finalización de los estudios primarios y/o secundarios, que podrán realizarse mientras se participa de los talleres. Aparte de contribuir a mejorar la inserción en trabajos de calidad, las certificaciones de estudios ayudan a disminuir la rotación en empleos de corta duración y constituyen uno de los objetivos centrales del programa Jóvenes con más y mejor trabajo.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social articula con las carteras educativas provinciales servicios para la formación y certificación de estudios generales para adultos. De acuerdo con sus intereses y expectativas de inserción laboral, los jóvenes pueden participar en los cursos de formación profesional ofrecidos por las oficinas de Empleo municipales, que cumplen con los criterios de calidad establecidos por Trabajo en cuanto a su adecuación a las demandas socio-productivas del territorio.

Los jóvenes con experiencia laboral previa podrán ser evaluados y certificados en las competencias que desarrollaron. De necesitar complementarlas, los orientadores o tutores los derivarán a los cursos que correspondan.

Aquellos que en su proyecto formativo y ocupacional se definan por un emprendimiento independiente o pequeña empresa, en forma individual o asociativa, serán derivados a cursos de gestión empresarial con asistencia de consultores especializados. Una vez aprobados los mismos, recibirán asistencia legal, técnica y financiera para implementarlos en las primeras etapas.

Para iniciar o completar la formación, ellos podrán realizar prácticas en empresas de los sectores público o privado, para lo cual serán asesorados por las oficinas de Empleo.

Las empresas formularán proyectos que deberán incluir, alternativa o sucesivamente:
• Formación teórica, que incluirá conceptos básicos como los de seguridad, higiene y salud, los de calidad y mejora continua y los que resulten pertinentes 
• Otros, con el apoyo de tutores designados por las empresas, para que los destinatarios apliquen los conocimientos adquiridos y completen su formación a través de prácticas.

Tales prácticas en entidades públicas o privadas no supondrán relaciones laborales con la mismas ni con los gobiernos de las provincias, los municipales o la cartera laboral nacional. Tampoco generarán responsabilidad solidaria.

A través de las mencionadas oficinas, quienes se incorporen al programa serán informados sobre las demandas de las empresas que sean compatibles con su perfil profesional.


El ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social promoverá la contratación de jóvenes ofreciendo incentivos financieros a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que los incorporen durante un máximo de seis meses. Cuando una firma ofrezca un empleo a un joven del programa podrá descontar de su salario, hasta seis meses, una suma mensual no remunerativa de hasta 1.000 pesos, que Trabajo compensará mediante el mecanismo de pago directo previsto en el programa Inserción laboral, línea promoción del empleo asalariado.

La puesta en marcha y ejecución del programa Jóvenes con más y mejor trabajo se planteó con la participación y la coordinación de acciones de las provincias y los municipios, instituciones de formación profesional y organizaciones empresariales, sindicales y organizaciones de la sociedad civil.

Diferentes gremios diseñaron alternativas para contener a los trabajadores y simultáneamente mantenerlos actualizados; en muchos casos, con el apoyo del Ministerio de Trabajo organizaron capacitaciones y formaciones.

En los últimos años la proporción de jóvenes que no estudian ni trabajan fue –es– muy elevada y la calidad de los empleos que pudieron obtener resultó muy baja, según el Instituto para el Desarrollo Social Argentino. Esto respondió a varias causas, como los inadecuados diseños de las políticas educativas y laborales, que provocaron daños individuales y familiares, retroalimentaron exclusiones y desencadenaron comportamientos perjudiciales como la drogadicción, el alcoholismo y la delincuencia.

Entre tantos ejemplos de lo que vienen realizando los sindicatos, quizás puedan mencionarse los siguientes:
• La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) encararon, ya hace décadas, cursos cortos para formar trabajadores especializados. Por diferentes circunstancias, los continuaron en la Fundación Uocra que, mediante su Red de instituciones de educación-trabajo, desarrolla en sus 31 centros de formación profesional (CFP) –uno de ellos en la ciudad de Neuquén– capacitaciones en albañilería, hormigón armado, colocación de cerámicos, carpintería, cerrajería, refrigeración, pintura de obra, electricista de mantenimiento de planta y domiciliario, gasista instalador de segunda y tercera categorías, herrero de obra, instalador sanitario, montaje de placas de yeso, plomería, seguridad e higiene, soldadura por arco eléctrico y mantenimiento de edifi- cios.
• El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) posee más de 35 centros de formación, creados desde 1989. Dictan herrería de obra, electricidad (montador e instalador), sistemas de aire acondicionado, mecánica de frenos y auxiliar de automotores nafteros.
• El Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta (Suterh) encaró hace dos décadas espacios educativos para sus afiliados, abiertos también a la comunidad. Su escuela primaria para quienes tengan 14 años o más tiene un duración estimada para completarla de un año y luego permite ingresar a los mayores de 18 al secundario, que dura tres años, con título aprobado por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires. También tiene un centro de formación profesional, con varias sedes; tecnicaturas de su Instituto Superior Octubre y, a partir de este año, los de su Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), con licenciaturas en Gestión Social y de las Organizaciones, Turismo y Gestión Operativa de Construcciones Inteligentes, aparte del profesorado en Educación Física y Deportes.

Pablo Reale, presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica, sugirió que al no haber suficiente cantidad de ingenieros convendría rehacer los programas de las carreras para que se otorguen títulos intermedios.

Los nuevos oficios digitales son cada vez más solicitados y mejor remunerados, destacó la consultora McKinsey. En el 2018 la demanda de estos profesionales sólo sería cubierta en un 50%.

Los menores de 30 años son los más afectados por el desempleo 
En la Argentina, el desempleo afectó en mayor medida a los menores de 30 años, en especial a las mujeres, en tanto la mayor ocupación informal en las grandes ciudades trepó del 34,1 al 34,6%, según reconoció el mismísimo Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Esto lo atribuyó al freno de la actividad y el alza del trabajo en negro. 

En el 2012 el empleo privado formal tuvo un leve retroceso y el sector público se convirtió en el único generador de nuevos puestos en blanco. El trabajo marginal perjudicaba, a fines del año pasado, al 34,6% de los asalariados y en el 2011, al 34,2%. A su vez, el desempleo subió del 6,7 al 6,9%, la subocupación del 8,6 al 9% y los demandantes de puestos, del 20,7 al 21,1%.

Subsisten demandas laborales insatisfechas, como la ausencia de ofertas idóneas para requerimientos específicos de las empresas, organismos públicos o cualquier otra organización. El Indec obtiene la información para este indicador de la muestra de empresas utilizada en la encuesta del índice de salarios. El 35,8% de las firmas realizó búsquedas de personal durante el cuarto trimestre del 2012, la mayoría del grupo de intermediación y otros servicios financieros, con el 61%; servicios sociales y de salud, 49,6%; servicios a las empresas, profesionales e inmobiliarios, 47,3%; electricidad, gas y agua, 44,4%, y comercio, 42,1%.

Sobre el total de empresas que buscaron personal, el 6,8% no consiguió cubrir, al menos, uno de los puestos requeridos. Textiles y artículos de cuero, por ejemplo, efectuó el 29,2% de las búsquedas y no cubrió sus necesidades en el 17,9% de los casos.

El 42% de los puestos no tenía restricciones de edad, ni máxima ni mínima. Las proporciones más significativas se presentaron entre 18 y 50 años, con el 16%; entre 21 y más de 50, el 10,6%; entre 18 y 25, el 9,2%, y entre 18 y 40, el 8,2%.
 
 
 
 
  Design by handy shop vista forum  
 
     
 
   
Design by windows vista forum and energiesparlampen