Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir .
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 


Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir.
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

Banner
 
 
 
 
     
 
 
Inicio > Actualidad > Noticias del Ámbito > Reforma impositiva - Empleo Estatal
Reforma impositiva - Empleo Estatal
  
Hay que hacer una reforma impositiva pero sin desfinanciar al Estado nacional” (Diario “La Mañana Neuquén”, por Francisco Carnese)
Carlos Heller planteó que este proceso tiene que ser progresivo y que se les debe cobrar más a los que más ganan.
Sostuvo que su espacio político es parte del kirchnerismo pero con una identidad propia.

Neuquén > Su caballo de batalla y el del partido político que integra es la promoción del proyecto de ley de servicios financieros, que busca derogar una norma de la última dictadura militar para reemplazarla por una regulación del sistema, que promueva el desarrollo económico y social del país No obstante, Carlos Heller, diputado nacional de Nuevo Encuentro y presidente del Banco Credicoop, advierte que muchos de los objetivos planteados en este proyecto se cumplieron con las reformas de la carta orgánica del Banco Central primero y del mercado de capitales después.
La semana pasada, Heller estuvo en Neuquén para participar de la presentación del frente kirchnerista que conformaron el Partido Solidario (PSol), Encuentro por la Dignidad y la Equidad (EDE), la agrupación Octubres y el Partido Comunista. “Nuestro gran objetivo es contribuir a acumular fuerzas para que le de a este proyecto nacional mayor representación parlamentaria”, afirma.

¿Cómo se define Nuevo Encuentro dentro del proyecto que lleva adelante el gobierno nacional?
Nosotros nos sentimos parte de lo que llamamos un espacio kirchnerista en construcción, creemos que todo lo que está pasando no está claramente definido con estructuras, mecanismos y autoridades. Es un conjunto de expresiones que se está gestando y bien. No nos sentimos apoyando este proyecto sino parte de él y con una identidad propia.
 
¿Hay alguna cuenta pendiente en este modelo al que apoyan?
Estamos viviendo un proceso que no creía que iba a llegar a vivir. Después de los '90 y el 2001, con la desazón y el desencanto que había, parecía que habíamos llegado a un punto de inviabilidad, al borde de la disolución, sin política. Juzgar lo que se hizo es no olvidarse el punto de partida. Si se analiza lo que cambió la Argentina de 2003 para acá es enorme y de una gran magnitud. Todo lo hecho en materia de derechos humanos, garantías individuales, reconocimiento de derechos, políticas inclusivas, la integración regional en lugar de las políticas carnales, el rol del Estado. Son todos cambios notables. El otro rasgo es que el gobierno ha mantenido una convicción de rumbo altísimo y lo hizo en los momento más críticos, como cuando perdió en 2009. Si se miran las leyes y proyectos que se sancionaron después fueron de profundización del modelo. De lo que falta, seguro se podría hacer un libro.

¿Falta, por ejemplo, gravar a la renta financiera?
Nosotros impulsamos la ley de servicios financieros, esto no salió pero sí la reforma a la carta orgánica del Banco Central y esto tiene un montón de cosas del espíritu de nuestro proyecto. Entonces lo que hicimos, y eso es toda una definición, nos pusimos a la cabeza de esto y fui el miembro informante en la Cámara de Diputados de la reforma. Yo creo que nuestro proyecto es más avanzado y tiene cosas que permitirían profundizar la reforma financiara pero debemos aceptar que hay tiempos políticos. Se acaba de aprobar también la reforma al mercado de capitales y eso es otro avance que va en la misma dirección de la reforma financiera. Lo impositivo es algo que falta encarar. Yo sería partidario de una reforma amplia pero tenemos un fenómeno: se escuchan voceros de la oposición que en un mismo discurso quieren bajar las retenciones, el IVA, el impuesto a las ganancias, el 82% móvil, subir la asignación familiar, etc. Y eso no es serio, es demagogia, es subestimar la inteligencia del que escucha. Si queremos avanzar en las políticas de distribución, esto significa sacarle a alguien para darle a otro y la herramienta es la política salarial y la impositiva, y también las políticas de reparación social como la asignación universal. Está demostrado que el crecimiento solo no resuelve la justicia distributiva.

¿Hacia dónde debe apuntar una reforma impositiva?
A la progresividad, el impuesto es justo cuando es progresivo, no igualitario. En la discusión de ganancias, por ejemplo.

¿No es lógico este reclamo de subir el mínimo no imponible?
Sí y no. Yo creo que habrá que subir el mínimo no imponible, modificar las escalas y aumentar la progresividad, porque posiblemente en los salarios más altos un 35 por ciento es poco, en los países centrales se llega hasta un 45 por ciento y más. Entonces subimos el mínimo no imponible pero le cobramos más a los que ganan más. El concepto de mínimo no imponible es que no tiene que estar gravado alguien que trabaja y que necesita eso para vivir. Ahora, en la medida que esos sueldos se van haciendo más altos es razonable un impuesto al trabajo personal, de ahí para arriba escalas con progresividad. Hay que hacer una reforma impositiva pero sin desfinanciar al Estado nacional, hay que subir el mínimo, pero también el máximo. Una política impositiva progresiva sería una buena herramienta para intentar también moderar y evitar los aumentos de precios.

¿Cómo se puede trabajar sobre eso? Hasta el momento el Gobierno parece no haber encontrado la manera…
Ahí hay caras cuestiones, yo creo que en Argentina los precios aumentan porque hay puja distributiva, lo que quiere decir que el Estado transfiere recursos a sectores que no tienen capacidad de consumo y que pasan a tenerla. Mejoran los sueldos, las jubilaciones. Y los formadores de precios recuperan parte de esa transferencia vía aumento de precios, por eso lo llamo puja distributiva. Una de la maneras de resolver esto es estableciendo progresividad impositiva sobre la rentabilidad empresaria. Yo no estoy diciendo que no ganen, sino que así como digo que en los impuestos personales exista una progresividad si esto mismo existiera respecto de la rentabilidad se desalentaría a aumentar los precios porque aumenta lo que se tributa. Es más complejo el tema pero sería una de las grandes herramientas. La otra es la política de concertación que hasta ahora no ha dado resultado.

¿Cómo analiza el escenario económico del año que viene?
Va a ser mejor que el de este año, hay condiciones objetivas para decir que será así. El sector agrícola va camino a una muy buena cosecha con muy buenos precios, porque de pronto si la soja está en 540 dólares parece que se hubiera caído y está en un precio histórico altísimo, va a haber una muy buena cosecha. Brasil, que para nosotros es un socio importantísimo, está con políticas activas como en el sector automotriz, la venta de autos de Argentina a este país creció más del tres por ciento, esto es clave por lo que significa hacia el resto de las actividades y si a Brasil le va mejor esto repercute acá. Además, las políticas del gobierno nacional como el fortalecimiento del mercado interno hacen pensar que vamos a un año mejor que éste. Las obligaciones de deuda son menores, hay varios factores para suponer que no vamos crecer un 8 o un 9 por ciento pero sin entre cuatro y cuatro y medio por ciento, que es un buen nivel.

¿Cómo ve el proceso de  la YPF estatal?
Me parece virtuoso,  es una inversión necesaria versus beneficios posibles de obtener y esto no es sólo lo que la petrolera pueda ganar sino lo que el país pueda ahorrar en base a sus necesidades. Es un proceso clave para el desarrollo autónomo de la Argentina.

Se habla mucho de la necesidad de conseguir inversiones…
Yo no creo que sea el problema conseguir inversiones, la cuestión es conseguirlas y que no lesionen nuestra capacidad de manejo soberano. Todas las guerras en el mundo son por el petróleo, por lo tanto suponer que no hay interesados no es el asunto. La cuestión es que haya socios interesados que quieran obtener la rentabilidad lógica de una inversión pero que acepten los intereses nacionales y la importancia que tiene para Argentina su propia política hidrocarburífera.

 
Cada año, 500 personas ingresan al Estado provincial sin concurso (Diario “La Mañana Neuquén”)
Se trata de contratados de forma temporaria que después pasan a planta permanente. El Gobierno afirma que se hacen llamados públicos, mientras que los gremios denuncian irregularidades.

Neuquén > Cada año, alrededor de 500 personas ingresan a la planta permanente provincial sin concurso, tras años de desempeño como empleados temporarios. La cifra surge de la información difundida por el propio Ejecutivo en las negociaciones con los sindicatos estatales. Desde los gremios, denuncian que esta situación es consecuencia de las contrataciones irregulares. Desde el Ejecutivo, en tanto, afirman que cumplen con las leyes y los pases son el resultado de la presión sindical.

Según el secretario de la Gestión Pública, Rodolfo Laffitte, en la administración central “hay concursos de ingreso de forma permanente, y si bien se hacen pases a planta por negociaciones con los gremios, eso no significa que no se realicen concursos”. El funcionario negó que ingresen personas al Estado de manera irregular y remarcó que los pases que se resuelven por decreto “son siempre de gente que ya está en la administración, pero no en planta permanente”. Señaló que no puede especificar por qué se prolongan durante años esas contrataciones temporarias “porque es algo que habría que preguntar en la dirección de recursos humanos de cada organismo”.
Aseguró que periódicamente se producen llamados públicos por vacantes, de carácter externo e interno, “y también hay distintas áreas que tienen distintos procedimientos, como Educación o Policía, donde no son concursos pero sí tienen una modalidad de ingreso según la capacitación”. “Además, desde hace un año que comenzamos a trabajar con el sistema RHGOB, de gestión de los recursos humanos provinciales, que va a estar funcionando completamente a partir de junio y ordena los nombramiento según las plantas funcionales de cada sector; por lo que el ingreso va a ser aún más controlado”, indicó.

Ante la consulta sobre el reciente proyecto de ley del oficialismo para terminar con los contratos “a dedo”, como planteó el diputado Claudio Domínguez (MPN), expresó que no estaba al tanto de los detalles.

El panorama que describen los gremios es diametralmente opuesto. Carlos Quintriqueo, titular de la CTA y referente de ATE, afirmó que “hoy, el ingreso al Estado es siempre por cuestiones políticas o por necesidad del que ya cumplió los tres años”. Puntualizó que “sólo hay concursos en el EPEN o lugares donde se lograron convenios desde los trabajadores; en el resto, ni siquiera tenemos concursos internos”.
Señaló que el Ejecutivo “ha violado sistemáticamente la Constitución” con el ingreso de empleados a la administración provincial, con la excepción de “concursos puntuales de un cargo en particular, no masivos”.

“Desde nuestro lugar, lo que hacemos es pelear el pase a planta de gente que lleva más de tres años y, por estatuto, están obligados a pasarlos así no hubiera un reclamo gremial, pero no somos los que contratamos a esas personas de manera irregular”, recalcó.

Gustavo Nuño, de UPCN, coincidió en el diagnóstico, aunque puso énfasis en la necesidad de implementar “un convenio laboral marco” para solucionar la falta de concursos públicos. “Como gremio, tenemos presentado, homologado y también judicializado ese convenio marco para la administración pública, que es muy importante para establecer reglas generales para todos, como el que tienen los estatales a nivel nacional”, contó.

Comentó que, “dentro del escalafón general, hace años que no tenemos novedades de concursos".

En 2011, 476 agentes de la administración central pasaron a planta permanente como parte de la aplicación de los convenios colectivos de Vialidad, EPAS y Desarrollo Territorial. Hasta noviembre de este año, se sumaron otros 414 pases, en negociaciones para regularizar a la planta temporaria con más de tres años de antigüedad.
Mientras tanto, el proyecto que presentó el gobernador Jorge Sapag en 2008 para garantizar los ingresos por concurso sigue sin tratamiento en la Legislatura. Hace dos semanas, se le sumó otra iniciativa del bloque del MPN.
 
 

 

 
 
  Design by handy shop vista forum  
 
     
 
   
Design by windows vista forum and energiesparlampen