Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir .
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 


Bienvenidos/as.
Desde Dominio Laboral los invitamos a Registrarse
y acceder a toda la Información, solicitar Normativa,
realizar Descargas y Compartir.
Contáctense y envíen sus comentarios.

 

DominioLaboral se construye permanentemente,
puede suceder que alguna Sección o artículo no esté
disponible temporalmente.

 
 
 
 
     
 
 
Inicio > Actualidad > Noticias del Ámbito > Salario e Impuesto - Empleo, demanda
Salario e Impuesto - Empleo, demanda
 
Gano más, pero cobro menos (Diario “Río Negro” por Chinni, Seleme, Bugner y Asoc.)
Esta frase que parece absurda es escuchada en forma cotidiana por un sector de los asalariados argentinos.
Sin dudas no es irreal ni incongruente, sucede que quien se encuentra en una determinada franja de ingresos ve cómo su sueldo se disminuye, aunque los convenios colectivos de trabajo indiquen otra cosa.

Esto tiene su origen en dos situaciones puntuales:

Por un lado, la falta de actualización del tope salarial a partir del cual se paga el impuesto a las Ganancias; el demorado incremento de las deducciones personales y la falta de actualización de las escalas sobre las que se aplican las alícuotas.
 

Las deducciones personales son montos definidos por el legislador, los cuales suponen cubren las necesidades básicas de subsistencia de cualquier contribuyente y de las personas consideradas para éste cargas de familia, sobre las que no deben aplicarse impuestos de tipo directos.

El fin perseguido por la ley con este tipo de deducciones es lograr una mayor equidad tributaria haciendo que los que más tienen más paguen, principio que tiene jerarquía constitucional.

Estos valores fueron actualizados pero muy por debajo de la inflación y de los acuerdos logrados en paritarias, generando una mayor cantidad de contribuyentes en el impuesto.

El otro componente que genera este desajuste es la falta de actualización de otro tope salarial, que es el que da derecho a cobrar las asignaciones familiares. Para esta región el tope está fijado en $ 5.200, así los trabajadores que cobran más de esa cifra por mes automáticamente dejan de cobrar el salario familiar.

El concepto de salario familiar es un suplemento retributivo que el trabajador recibe por estar casado, por padre de familia o por alguna otra persona a su cargo.

Las asignaciones familiares son prestaciones de la seguridad social brindadas por el Estado a través de la Anses y son obligatorias para todos los trabajadores en relación de dependencia de la actividad privada.

Quienes tienen derecho a percibirlas son empleados que realmente necesitan de esa ayuda y que para su economía doméstica representa un ingreso imprescindible.

La última actualización que subió el tope fue apenas una tercera parte de la inflación real.

De esta manera, mientras se mantengan invariables estos topes, para muchos asalariados los próximos aumentos de sueldos incidirán en forma directa, ocasionado una pérdida de ingresos en sus remuneraciones.

¿Incongruencias del sistema?


Cauta demanda de empleo (Diario “Río Negro”)
Al igual que en el trimestre anterior, la administración pública y educación tienen las mejores perspectivas.

La última encuesta de expectativas de empleo para la Argentina, realizada por la consultora en recursos humanos Manpower para el tercer trimestre del 2012, revela que los que buscan empleo posiblemente encontrarán un escenario donde predominará la cautela y el empleo público se presentará como el sector más dinámico.

Mientras el 15% de los 800 empleadores consultados pronostica un incremento en sus plantillas, el 8% anticipa una disminución y el 76% no prevé cambios.

Las perspectivas de contratación se ven sólidas en el sector de la administración pública y educación (+16%), seguido por transportes y servicios públicos (+13%). (Ver infograma)

El informe publicó que el índice Expectativa Neta de Empleo alcanzaría el 7% para los próximos tres meses del año (valor que surge de restarle al porcentaje de empleadores que prevé un aumento en las contrataciones, el porcentaje de aquellos que esperan una disminución del empleo en su lugar de trabajo en el próximo trimestre).

Trimestralmente, los empleadores reportaron una caída del 8% y, anualmente, respecto del mismo período del 2011, la Expectativa Neta fue un 11% menor.

Si al indicador se lo ajustó estacionalmente, las Expectativas Netas alcanzaron el 10%, el valor más bajo desde el primer trimestre del 2010, cuando el país comenzaba a salir de la crisis 2008/09.

Cuando se desagregan los datos por zona dan cuenta que la Patagonia es la región más optimista en cuanto a las expectativas de los empleadores, alcanzando el indicador ajustado por estacionalidad del 20%. La reciente expropiación de YPF y los anuncios de planes de inversión para aumentar la producción de petróleo y gas han influido en el optimismo sobre contratación.

Las regiones que mostraron los menores indicadores fueron la de Cuyo y el área metropolitana de Buenos Aires (ver infograma).

Comparando con el tercer trimestre del 2011, cinco de las seis regiones muestran perspectivas más débiles. Precisamente la región patagónica es la que registra una leve mejora del 4%. En cambio Cuyo evidencia una caída del 18% interanual y los empleadores de AMBA reportan un descenso del 14%.

 

 
 
  Design by handy shop vista forum  
 
     
 
   
Design by windows vista forum and energiesparlampen